La Ley del Amor

Por Daileen Joan Rodriguez

Siempre quise que filmaran en cine La Ley del Amor de Laura Esquivel.

Pero su éxito en la pantalla fue “Como Agua para Chocolate”. Probablemente entonces la tecnología no era suficiente para proyectar las imágenes de su realismo mágico en el espacio. O tal vez nadie pensó que otras mujeres quisieran probar cambiarse de cuerpo para tener unas piernas más largas. Pero hoy si. Y aunque nadie se ha interesado en hacer una película de esta novela maestra, yo prepare mi  popcorn y aquí estoy… comiéndomelo mientras escribo mi  nota.

Es que mi amiga Melissa me recordó mucho esta novela hoy, cuando vi en su estatus de facebook una oda al alma dentro del cuerpo, en contraposición al cuerpo que porta un alma.

Aqui se los presento para que sepan de lo que estoy hablando [Melissa’s facebook status]: “I have accepted that change is the law of life. Those who look only to the past or present are certain to miss the future. It’s funny how everyone wants to live long, but no one wishes to be old. We go from flat to thin to bigger, we shrink, expand and wrinkle. Begin to see yourself as a soul with a body rather than a body with a soul and you will see that there’s no years but one wonderful lifetime after another”.on Friday

Bravooooo! De eso se trata. En la Ley del Amor, Esquivel narra la historia de una pasión que dura desde la caída del imperio Azteca hasta el siglo 23 …y la eternidad.

Sin entrar en el “meollo” de la relación entre Azucena y Rodrigo, las imágenes que describe esta “literatura fresa” son imponentes en lo que representa mi idea del alma. Toda la complejidad humana a lo largo de 14 mil vidas pasadas, llenas de aventuras y retos para llegar al reencuentro con el Amor Verdadero.

Miles de formas, géneros, etnias… se imaginan? Para aquellos cristianos que creen en una sola vida no es aceptable la idea de haber pasado por 14 mil vidas pasadas. Pero si ponemos en perspectiva el que podríamos haber sido de un sexo diferente, de una etnia distinta, haber amado o sufrido otras culturas, otras circunstancias, de la pobreza a la riqueza, y luego a la carencia nuevamente… wow!

Si fui rubia o morena en otro cuerpo, si tuve barriga, verrugas o lepra, si fui delicado, reina o santo… eso cambia toda la ruta del ego y nos plantea que somos simplemente almas metidas en un saco de carne y hueso.

Y si es eso ¿qué? ¿A dónde vamos? ¿Que perseguimos? ¿Todavía queremos las uñas  hechas y los “topiarios” en la mesa? El carro nos lleva con lujo, pero ¿a dónde? Ciertamente, no nos lleva hacia la cumbre de la Pirámide del Amor.

Anuncios

Categorías: Notas con PopCorn©

Entérate

Entérate de lo nuevo suscribiéndote a EntremedioPR.com

One Comment en “La Ley del Amor”

  1. marzo 21, 2010 a 5:50 PM #

    Recuerda que el pop corn no se puede bajar solo necesita refresco o h2o. Felicidades me encanto esta seccion, sigue pa’ lante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: